Blogia
El hombre del sombrero

Buf...

Buf... un mes sin actualizar... buf... Llevo días queriendo postear, pero pensé: "ya que estás, redondeas". Así que hoy sí que toca.

Cuántas cosas por decir... tantas que mejor resumo: he tenido mucha faena académica (no es que me presente a la selectividad, que estamos en fechas, sino que uno aún tiene obligaciones estudiantiles por no haberlas resuelto cuando tocaba...), he tenido alguna iluminación profesional, así como algún gatillazo, he visto algunas películas, he cumplido un año más que me deja al borde de los treinta (ahí es nada...), he recibido los correspondientes regalos (sólo los que merecía), entre los que estaba el poemario que pedí desde aquí, he llorado la marcha de Rijkaard, he sonreído con la llegada de Guardiola, he navegado intermitentemente por blogs amigos, he descubierto algunas páginas webs interesantes, he tenido miedo, he tenido miedo a tener miedo, he sentido felicidad, he tenido miedo a sentir felicidad, he besado a mi mujer, he besado a mi gente, he besado el viento y he sentido miedo y felicidad simultáneamente, armoniosamente, cómo debe ser. Todo eso he hecho, entre muchas otras cosas, claro está, entre las que estaba acordarme de este blog y de las personas que tenéis la deferencia de pasar por aquí a menudo. A vosotros os dedico este post, hombre, ¡que sois buena gente!

Y nada, ahora a trabajar, que esto de postear de mes en mes no es serio...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

El hombre del sombrero -

A RUTH: Jeje. Hombre, no ha estado mal el mes, ahora que lo pienso... Jeje

Saludos!

Ruth -

Pues me ha gustado mucho tu mes. Yo quiero uno como ese.

Y lo de cumplir casi treinta no es nada. Yo voy a por los treinta y tres y tan pancha. ¡¡Lo malo sería no cumplir años!! ;)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres