Blogia
El hombre del sombrero

La Mary Poppins de San Blas

La Mary Poppins de San Blas

La Mary Poppins de San Blas. Así nos la presentan los hermanos Fesser y así ha tenido uno el gusto de conocerla.

 .

Hoy en día, que las calles se utilizan para incendiar la convivencia, que se vive sin prestar demasiada atención a lo ajeno, si no es para criticarlo, claro, y que parece importarnos más la carrocería de nuestro coche que la integridad del alma, los universos como el de Cándida nos recuerdan lo poco que somos, lo mucho que tenemos y que solemos olvidar y lo maravillosa que es la vida cuando se afronta desde la inocencia, la ignorancia y el sentido común con los que se nace y que la prepotencia, el estrés y las artificialidades de la vida moderna nos suelen hacer olvidar.

 -

Yo me he encontrado con esta película casi por casualidad, aunque había oído algo de ella y conocía que tenían el sello de garantía de los Fesser, pero sin embargo mis expectativas eran bastante bajas. Los primeros minutos parecían dar la razón a mis prejuicios… “¡¿qué diantres es esto?!”, pensé. Pero una vez superado ese pequeño bache… ¡voilà! Apareció ante mí un universo singular, épico, emotivo y extraordinariamente aleccionador.

 -

En definitiva, que recomiendo a todo el mundo a conocer a Cándida, aprenderán mucho de la vida y la realidad, porque “el mundo es mucho mejor cuando se observa sin tener que estar pendiente del contador.” Eso aprendió Pablo Marzán y eso aprendemos todos los que escuchamos con atención a Cándida.

Y despidiéndome a su manera os puedo decir: “que una ves el recados es dishos en el blos, ya está”.

-

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres