Blogia
El hombre del sombrero

El hombre del sombrero, agradecido y motivado

Viendo que varias pupilas y algunas plumas han decidido merodear de vez en cuando por aquí, el hombre del sombrero, agradecido y motivado, brinda por ustedes y les anima a seguir paseándose libremente por estas páginas.

 

Asimismo, tras pensar un poco sobre el tema, parece oportuno que el hombre del sombrero decida a partir de ahora intentar ocupar lo menos posible los espacios destinados a los comentarios de los visitantes y tome la determinación de intentar expresarse mayormente desde sus artículos, dejando el terreno de los comentarios a aquellos que lo han de ocupar de forma natural.

 

Tal aclaración se antojaba necesaria para que aquellos que comenten algo y no sean respondidos a partir de ahora de forma directa no interpreten en ese silencio menosprecio o desinterés alguno por parte del hombre del sombrero. Nada más lejos de la realidad. La intención es que los visitantes tengan aún más protagonismo, ya que es posible que de esta manera se alimenten en ese espacio de comentarios los debates entre ustedes, que es, al fin y al cabo, una de las cosas más interesantes que pueden surgir de todo esto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres