Blogia
El hombre del sombrero

Imagine…

El contador, gracias a vosotros, ha superado ya las primeras mil páginas visitadas. Una frontera simbólica, sin duda.

 -

El hombre del sombrero no puede más que estar orgulloso y sentirse con la obligación, moral y lúdica, de seguir vertiendo en este rincón de Internet todas sus pequeñas ideas. Está siendo algo bonito y una buena forma, también, de conocerse a sí mismo y al hombre al que acompaña y con el que suscribe.

 -

La apuesta es una apuesta clara por la máxima expresión de la libertad individual en el marco de una paz colectiva reivindicada ferozmente desde el mayor de los sosiegos, siguiendo, y me enorgullece decirlo, al maestro Machado, que decía que “en su verso había gotas de sangre jacobina, pero que brotaba de manantial sereno”.

 -

Esa apuesta también puede ser vuestra, de los que acompañáis al hombre del sombrero cada día en su gran aventura, de los que aterrizáis aquí por casualidad con la flecha de vuestro ratón y os sentís cómodos, incluso de los que no os sentís bien cuando el azar de la red os hace recalar aquí y decidís no dejar vuestro abrigo en este perchero ni por unos segundos.

 -

A todos sólo puedo decir, hoy: imaginad que algún día esta apuesta, que, por suerte, no es sólo nuestra, gana la partida...

 -

y se acaban las guerras

 -

y ganan los buenos

 -

y nadie muere de hambre,

 -

de gripe,

-

de pena,

 -

ni con un tiro en la nuca.

 -

Imagine

-

-
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres