Blogia
El hombre del sombrero

… in corpore sano

Desde el primer momento se mostró amante de la competición, caballeroso con el contrincante, generoso en la victoria, honesto en la derrota, indisciplinado en el método, terco en el objetivo, infantil en la ejecución y radical en la expresión del resultado. Ya no era el deportista que fue, pero su código era el mismo, y seguía llevando un escudo blaugrana cosido en el forro interior de su sombrero.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres